En 1972 se inició la restauración de algunas viejas casas en el Valle de Arán. El equipo encabezado por Ramón Ribalta y Francesc Garriga fue de los pioneros en la introducción de la arquitectura y el urbanismo tradicional de montaña en sus proyectos de nueva construcción en el Pirineo catalán.

Los proyectos de Ramon Ribalta pusieron de manifiesto desde el primer momento su interés por la recuperación del carisma y estética de las construcciones tradicionales del Pirineo catalán y dotar el entorno de espacios arbolados y ajardinados que ofrecieran una imagen de integración en el paisaje natural del proyecto arquitectónico.

En el año 1973 y ya utilizando el nombre de La Pleta, se inició un conjunto bautizado como La Pleta de Garós en la pequeña población de Garós, en el Alto Aran. Fue el proyecto de un conjunto de viviendas con la estética de la casa tradicional aranesa y con un diseño urbano que con los años se convertiría en modelo arquitectónico y urbanístico a lo largo del Pirineo catalán y andorrano: una Pleta.
En Marzo de 1977, este proyecto fue galardonado por el Gobierno Español con la Placa al Mérito Turístico.

Al éxito de la Pleta de Garós siguieron otros encargos de proyectos en el Valle de Aran empleando los mismos conceptos arquitectónicos. Al más importante de ellos, La Pleta de Baqueira, situado en la cota 1500 de Baqueira, le siguieron La Pleta de Cap d’Arán en Tredós, y La Pleta de Jus también junto a la estación de esquí de Baqueira Beret.

La aceptación del concepto "Pleta" llevó a diseñar nuevos proyectos en el Principado de Andorra, en la parroquia de Ordino, La Pleta d’Ordino-Terramajor y La Pleta d’Ordino-Els Mollassos, en la de Canillo, La Pleta de San Pere-el Tarter y en la parroquia de la Massana, la Pleta de l’Aldosa.
En 2005 se completó el proyecto de la Pleta de Bolvir-Ger, situado en La Cerdanya, entre estas dos poblaciones. Un enclave privilegiado con el marco de la Serra del Cadí-Moixeró.
En 1986 se empieza un proyecto fuera del Pirineo, en la costa sur de Menorca, realizando un pequeño poblado de estilo tradicional menorquín en Canutells, "Ses Tanques d’es Sud".


Actualmente el equipo que ha diseñado todos estos conjuntos sigue fiel a esta forma de entender la arquitectura y urbanismo tradicional, también a una determinada manera de gestionar el trato con el cliente y con todos aquellos que intervienen en la realización material de los proyectos, todo ello ayudados por la experiencia adquirida a lo largo de 40 años.

Así pues seguimos trabajando y creando nuevos proyectos, y velando por mantener este estilo de diseñar y de hacer que tanto nos motiva y nos enorgullece.


"La Pleta®" es marca registrada.